HILOS TENSORES

 

Los hilos tensores constituyen una técnica no invasiva específica para tratar la flacidez de la piel, son hilos quirúrgicos compuestos por polidioxanona(PDO) o ácido poliláctico por lo que son biocompatibles y reabsorbibles.

Existen dos tipos fundamentales monofilamentos y espiculados; cuya elección depende del grado de flacidez a tratar.

¿En qué consiste?

Su inserción se realiza en el tejido subcutáneo con la ayuda de una aguja fina.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Tienen doble efecto en la piel, tensor y generador de colágeno por lo que reafirman, reposicionan a la vez que revitalizan y regeneran 
  • Es un  procedimiento mínimamente doloroso, se utiliza anestesia local
  • Las sesiones tienen una duración entre 30 y 60 minutos en función de la cantidad de hilos a colocar
  • El paciente puede incorporarse a sus actividades habituales inmediatamente
  • Se necesitan insertar varios en cada zona. Se pueden utilizar en zonas faciales y/o corporales.
  • Pueden combinarse con otros tratamientos como el ácido hialurónico, toxina botulínica
  • Su reabsorción tarda aproximadamente 6 meses y sus efectos duran hasta 1 año.
  • La inflamación en la zona tratada es mínima, y desaparece en pocos días
  • Las alergias al material de los hilos son muy raras.

¿Qué cuidados debo tener después del tratamiento?

  • Aplicar frío las primeras horas para reducir las molestias y la inflamación
  • No usar maquillaje durante las primeras 24 horas después del tratamiento
  • No masajear directamente la zona dónde se han colocado los hilos
  • Es recomendable dormir boca arriba los primeros días.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Todos los Derechos Reservados - Diseño y Desarrollo: Dra. Natalia Moiset

Llamar

E-mail

Cómo llegar